RETRATOS

Fotógrafo Retratos Barcelona

Aunque genéricamente hablamos del retrato como si se tratase invariablemente de la fotografía del rostro de una persona, su esencia va mucho más lejos. El fotografo de esta especialidad fotográfica, debe tener sensibilidad e intuición para descubrir los rasgos esenciales sobre la personalidad de quien es retratado, ya que esto le permitirá obtener una fotografia tomada en el momento preciso en que el retratado ofrece su expresión más significativa, característica y singular.

No suele ser tarea fácil, sin embargo es posible lograrlo y cuando se obtiene, el resultado para ese momento, junto con la aplicación de la mejor técnica fotográfica, hacen de esta especialidad, algo apasionante.

Un aspecto importante a la hora de realizar un retrato en estudio, además de la iluminación y el encuadre, es el retoque fotográfico, que es muy distinto al utilizado en fotografía de objetos o espacios. El elemento diferencial es la piel: su color y textura son la base de una buena fotografía de retrato.

En segundo lugar están los ojos, verdadero espejo de la personalidad del retratado y normalmente el punto de enfoque seleccionado. Es el alma del retrato. En tercer lugar se suele considerar el cabello. Las distintas formas de iluminarlo crean ambientes muy distintos, y por eso es uno de los elementos clave a la hora de iluminar una fotografía de retrato.